Porteo Seguro para bebés

No todo porteo es porteo seguro y esto es muy importante decirlo. Es verdad que el porteo tiene múltiples beneficios, no solo para la ergonomía y desarrollo físico de los bebés, sino también en la conexión entre él y quien lo porte. Es necesario entender que portar a vuestro pequeño pegado al cuerpo lo mantiene más protegido; además, os permite tener las manos libres y ocuparlas en otras labores.

Sin embargo, no se trata únicamente de envolver a vuestro hijo o hija alrededor del cuerpo de cualquier manera; el porteo llevado a cabo de forma no segura podría afectar negativamente su desarrollo físico.

¡Pero no os asustéis! La verdad es que es muy fácil hacerlo bien. Por eso, aquí os daremos algunos consejos sencillos que garantizarán un porteo seguro:

Photo by Josh Willink from Pexels

Postura para el porteo seguro

Aseguraos de que la posición sea correcta; la postura “ranita” es de hecho la postura natural de un recién nacido. Por esta razón, para el porteo, se procura mantenerla para que el bebé se encuentre cómodo:

  • Espalda redondeada en forma de C.
  • Rodillas más elevadas que el culito del bebé.
  • Cadera del bebé inclinada hacia adelante (lo que permitirá la espalda arqueada en C)
    • Muy importante, debe ser el periné lo que se apoye en el cuerpo del portador y no el pubis. De no ser así y el portador ser de una talla grande, las piernas del bebé podrían abrirse demasiado y causarle daños en su postura.
  • Cabeza del pequeño apoyada sobre el cuerpo del portador (sin que su barbilla toque su pecho).

Elegir el portabebé correcto

El porteo seguro tiene muchísimo que ver con el portabebé que escogéis para vuestro niño.

  • Aseguraos de que traiga instrucciones completas y accesibles
  • Ha de tener un buen apoyo para la cabeza
  • Debe permitir la correcta postura del pequeño

Es importante tener en cuenta que el portabebés perfecto no existe; el portabebés perfecto es aquel con el que os sintáis más seguras. En nuestras tiendas de puericultura en Valencia Estil Menut, tenemos múltiples opciones para que escojas la que más se ajusta a ti y tu peque.

Precauciones adicionales

Tenemos dos consejos adicionales que no tienen que ver con la postura del pequeño o con el portabebés en sí, sino con la forma en la que debe ser puesto en vuestro cuerpo.

  • La altura debe ser tal que la cabeza del pequeño esté a la altura de un beso tuyo
  • El portabebés debe estar lo suficientemente apretado para que el bebé no se mueva cuando vosotras lo hacéis y su postura se mantenga fija.

¡Y eso es todo! Como veis, es muy fácil realizar un porteo seguro. Las primeras veces os costará un poco más de tiempo de lo normal; sin embargo, una vez le coges el tranquillo lo harás muy rápido y cada vez será más fácil.